Nuestro Blog

Hola amig@s, ¿cómo lo lleváis? Espero que bien. Seguimos en la Prehistoria y en esta entrada del blog de Toledo Contigo seguimos con la historia de la cocina en la segunda entrega, donde os contaré un par de recetas y alguna cosita más.

Dentro de la serie sobre Cocina con Historia, seguimos con la cocina en la Prehistoria. Ya en el Paleolítico Superior los Homo Sapiens Sapiens que vivían entorno al peñón de Toledo, desarrollan, además de los bifaces (para quien no sepa que son os dejo un enlace donde hablan de los Bifaces), como los encontrados en Pinedo, otras herramientas realizadas en distintos materiales como eran los huesos y astas de cuerno. Eso diversifica los utensilios y las posibilidades de alimentos en esta época de la prehistoria. Así desarrollan los anzuelos que permiten pescar en el río Tajo y una posible comida que realizarían nuestros antepasados sería CARPA A LA BRASA MECHADA, os dejo la posible receta:

Ingredientes:

  • Carpas del río Tajo
  • Tocino
  • Hongos
Río Tajo, fuente de alimento desde la prehistoria

Río Tajo a su paso por Toledo. Fuente de alimento desde la Prehistoria

Elaboración: Destripamos las carpas, con cuidado de no reventar la hiel, desescamamos y quitamos las aletas. A continuación las rayamos haciendo cortes profundos y en diagonal a cada lado, los cortes deben llegar casi hasta el espinazo, En estos cortes ponemos trozos de tocino y hongos. Las ponemos a asar sobre piedras calientes y a comer.

Los hombres del paleolítico eran unos excelentes recolectores y apovecahban una gran diversidad de recursos fáciles de encontrar en la rivera del río Tajo, como las cebollas y los ajos silvestres, con ellos y miel se elabora un plato que podría servir de guarnición a la carne o al pescado: CEBOLLAS Y AJOS CON MIEL.

INGREDIENTES

  • Ajos
  • Cebollas
  • miel
  • Manteca (grasa animal)

Elaboración: Pelamos la cebolla y las cortamos lonchas delgadas pero sin terminar el corte, de forma que nos quede una especie de abanico de laminas de cebollas. Las frotamos con algo de miel y grasa animal (manteca). Hacemos lo mismo con unos ajos pero sin pelarlos ni cortarlos y asamos todo sobre una piedra caliente. Y ¡¡¡A comer!!!

Pues nada amig@s. esto es todo por hoy. Seguiré con mas entradas sobre la Cocina con Historia. Un saludo.

Lucia Balmaseda Martín.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.