Nuestro Blog

Hola amig@s, hoy hablamos de la cocina en el Neolítico, seguimos con nuestro repaso a la historia de la gastronomía en Toledo. Siguiendo con los inicios de nuestra cocina, en esta ocasión os vamos a hablar de lo que comían nuestros ancestros en el Neolítico!!! Vamos que ya me empieza a entrar hambre!!!

Vamos avanzando en el tiempo y llegamos al Neolítico. Restos en nuestra ciudad se han encontrado próximos al Cerro del Bú. Os dejo un enlace sobre el Neolítico para poder saber de qué época hablamos.

Neolítico. Cerro del Bu. Fotografía de Valle Sánchez

Cerro del Bú. Fotografía realizada por Valle Sánchez (Diario ABC)

Hace unos 11.000 años los hombres se asentaron en poblados y comenzaron a sembrar y criar ganado. El trigo fue la planta más importante domesticada, el trigo y todas sus variedades: esprilla, escanda, espleta, trigo duro, trigo candeal,… Después del trigo, el siguiente cereal en importancia es la cebada.

Con el cereal es posible que hicieran una especie de GACHAS DE TRIGO.

INGREDIENTES:

  • Trigo entero
  • Agua
  • Sal (probablemente ya en el neolítico se conocía)
  • Leche
  • Miel

Ponemos el trigo a remojo la noche anterior y por la mañana, lo conocemos en agua y sal. Una vez cocido, lo escurrimos y mezclamos con leche y miel. Lo devolvemos al fuego para que hierva unos minutos más y ¡Que aproveche!

En el Neolítico, además de la agricultura y la ganadería, se producen adelantos importantes para nuestra cocina, como es la cerámica. Estos recipientes cerámicos realizados a mano, servirían para guardar los alimentos, cocinarlos o servirlos. La alfarería permitió mejorar algunas técnicas de cocinar y desarrollar otras, como son las sopas y los cocidos, y también mejoró las técnicas de almacenamiento y transporte de alimentos.

Vamos con dos “recetas neolíticas”.

TORTAS TRES HARINAS.

INGREDIENTES:

  • Cebada.
  • Trigo.
  • Bellotas.
  • Agua.

Se muele la cebada, el trigo y las bellotas. Se mezclan con agua y se cuecen sobre una superficie de arcilla.

TORTAS DE BELLOTAS.

INGREDIENTES:

  • Bellotas secas.
  • Agua.

Se trituran las bellotas y se muelen. Se mezclan con un poco de agua y se cuecen en las brasas. Estas tortas secas y duras se conservan durante mucho tiempo.

Espero que os haya gustado y, ¿Por qué no?, os pique la curiosidad y hagáis estas recetas. ¡Nos vemos!

Lucia Balmaseda Martín.