Nuestro Blog

Hola de nuevo amig@s. Hace tiempo iniciamos una serie de entradas del blog en las cuales hablamos sobre las calles y plazas de Toledo, pues seguimos con ello. Hoy nos centramos en la Plaza de San Justo y las calles que dan a dicha plaza.

Pues bien, como os he comentado hoy vamos a hablar de la Plaza o Plazuela de San Justo y las calles que confluyen allí. Esta plaza está situada en el antiguo barrio de San Justo y San Pastor que no ha variado mucho desde los primeros conocimientos que hay de él, gracias a documento que ya lo mencionaban en 1125 (documentos mozárabes) y 1150 en los archivos cardenalicios. Esta plaza esta situada entre la Cuesta de San Justo, la Calle Sixto Ramón Parro (antes llamada como Calle Tripería), el Callejón del Toro, el Callejon sin salida de San Justo, Callejón Juan Guas y la Bajada de San Justo. En este barrio vivieron personajes tan ilustres como Lope de Vega, es más, en la iglesia que aquí se encuentra bautizó a su hijo Carlos Felix, o Narciso Tomé, creador del Transparente de la Catedral de Toledo. También quiero mencionar el enterramiento en la Iglesia de los Santos Justo y Pastor del arquitecto Juan Guas y su mujer, Juan Guas es el arquitecto de San Juan de los Reyes, obra cumbre del gótico isabelino.

Plaza de San Justo, Iglesia de San Justo y Pastor

Iglesia de los Santos Justo y Pastor. Barrio de San Justo (Toledo)

De este barrio vamos a destacar dos acontecimiento relevantes. Uno se refiere al Callejón del Toro, realmente no es un hecho constatado pero la tradición popular nos la ha traído hasta nuestros días. Se comenta que un toro se escapó del corral de vacas que estaba situado en el Coralillo de San Miguel (probablemente fuese así, de hecho hasta 1865 era en la Plaza de Zocodover donde se celebraban las corridas de toros en la ciudad), ese toro llegó hasta la zona de la que estamos hablando gracias a la ayuda de los vecinos, estos consiguieron que el toro encarase la cuesta del Callejón del Toro quedando bloqueado en ella debido a su estrechas dimensiones, es la segunda calle más estrecha de la ciudad. Hay otra teoría, menos atractiva… hubo algún noble vecino que vivió allí y se apellidase Toro. Yo me quedo con la primera, al menos es más curiosa y divertida ¿No?

Callejón del Toro. Barrio de San Justo (Toledo)

Callejón del Toro en el barrio de san Justo

La otra cosa interesante que ocurrió en este barrio tiene que ver con la casa situada en el número 5 de la Cuesta de San Justo. Francisco de Carvajal, regidor de Toledo, junto a Alonso de Ribera, rector de San Lázaro, quisieron adquirir una parte de esta casa con el fin de crear una Casa de Comedias, al final no se hizo por considerar que podría ser dañoso y peligroso para los intereses políticos de la época. Este inmueble lo compra la Obra y Fabrica de la Catedral en 1512. En 1554 el granero que tenía la Obra en la Plaza del Ayuntamiento se derriba para ampliar dicha plaza y se indemniza a la Obra, por lo que adquiere otra casa en la Cuesta de San Justo que estaba junto a la anterior casa comprada en 1512, esta compra se realiza en 1587. Con esta compra se convierte el granero que había allí en el hoy conocido como Taller de la Campana. Este cambio de granero se debió a que en 1753 se inicia la fundición y elaboración aquí de la conocida popularmente como la «Campana Gorda» de la catedral toledana, el nombre real es Campana de San Eugenio, acabando dicha elaboración en 1755. Esta campana tenía unas dimensiones bárbaras: 2,29 metros de altura, 9,17 de circunferencia, 2,93 de diámetro y 17.748 kgs. (hay algunos datos que varían según diferentes historiadores, yo me quedo con los datos ofrecidos por D. Julio Porres Martín-Cleto que aparecen en el volumen III de «Historias de las Calles de Toledo»). El traslado de esta campana, la tercera más grande por detrás de la campana del Zar en Moscú (216 toneladas) y de la Catedral de Colonia de 24 toneladas. El traslado de esta inmensa campana desde el taller hasta la Catedral de Toledo duró siete días, llevada por expertos marineros llegados desde Cartagena (Murcia): 1 alférez de fragata, 3 guardias de navío y 22 marineros, e izada hasta la torre campanario con la ayuda de bueyes, mediante una rampa de madera y un sistema de poleas y maromas, maromas que pesaban 2000 kilos!!! Al llegar a la ventana del campanario se hubo que derribar parte de ella para que pudiese entrar y rehacer dicha pared. Pero aquí no se quedan las curiosidades!!! Una vez instalada se procede a tocar esta campana y suena mal, raro… como a latón… la campana se estaba resquebrajando, ¡se estaba rompiendo!, se cambió el badajo inicial de bronce por otro más pequeño y de hierro, pensando que era culpa del badajo, realmente el responsable de esta rotura era por una mala fundición de la campana, siguió sonando mal y rompiéndose cada vez más hasta que se decidió dejar de tocar esta campana, colocándose 8 campanas más pequeñas que son las que actualmente se tocan.

Os dejo un enlace de la web campaniers donde podréis ver datos de las campanas de la Catedral Santa María de Toledo.

Campana de San Eugenio. "Campana Gorda" de la Catedral de Toledo

Campana de San Eugenio de la Catedral de Toledo, conocida como la «Campana Gorda».

Centrándonos en el barrio, en la plaza existe una fuente que data del año 1866. Esta plaza estuvo en parte cerrada y dedicada al cementerio parroquial. Y, por supuesto, en este barrio tenemos leyenda, apoyada en la imagen del Cristo de la Misericordia que se encontraba en la esquina donde se unía la Cuesta con la Plaza de San Justo, dando a la leyenda del «Cristo de las Cuchilladas». Cuenta la leyenda que un toledano de la familia Ayala pasaba diariamente por esta por esta imagen para cortejar a su amada, perteneciente a la familia Silva, enemiga de los Ayala. Varios componentes de los Silva atacaron al caballero enamorado para acabar con ese idilio, le atacan y arrinconan en la esquina bajo la imagen del Cristo, hiriendo al joven en el pecho. Éste se encomienda al cristo y en ese momento se apaga el farolillo que alumbraba la zona y abriéndose una grieta en la pared donde cae el herido caballero, cerrándose esa abertura y quedando dentro de la iglesia. Los contrincantes sin darse cuenta de este hecho siguieron dando espadazos hacia donde ellos pensaban que estaba su contrincante dejando en el muro las huellas de los mandobles que lanzaban.

Leyenda del "Cristo de las Cuchilladas"

Leyenda del Cristo de las Cuchilladas. Cuesta de San Justo.

Os dejo amig@s, podría estar hablando de esta plaza mucho más, pero no os quiero aburrir. Pasadlo bien y nos vemos pronto.

Nacho Cánovas.

 

 

Comments ( 2 )

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *